EL ADELANTO DE LA PRIMERA REGLA EN LAS CHICAS EUROPEAS: ¿MITO O REALIDAD?